LESION DEL MANGUITO ROTADOR

Se trata de una de las afecciones más comunes en el adulto y adulto mayor por provocar en dolor agudo o crónico en el hombro. La lesión o ruptura del manguito de los rotadores debilita el hombro, por lo que muchas de las actividades diarias como levantar el brazo para peinarse, vestirse, colgar ropa, entre otras, resultaran dolorosas y difíciles de realizar.

El tendón el manguito de los rotadores ayuda a levantar el brazo, extenderlo por encima de la cabeza y realizar movimientos de rotación, la conjunción de todos se conoce como arco de movilidad complejo.

Está formado por cuatro músculos y sus tendones (supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor), que cubren, estabilizan y mueven la cabeza del húmero.

La definición operacional de “Manguito” es: “todo elemento mecánico de conexión empleado para realizar una unión deslizable”. Por lo tanto el manguito rotador es la unión o conexión entre cuatro músculos del hombro y el húmero que es el brazo.

Causas y síntomas

Las causas de lesión mas frecuentes son las siguientes:

  • Pinzamiento subacromial crónico: la mayoría de los desgarros son el resultado del desgaste del tendón que ocurre lentamente con el paso del tiempo. Esto ocurre naturalmente con el envejecimiento. Puede empeorar por el uso excesivo, es decir al repetir los mismos movimientos del hombro una y otra vez.
  • Lesión traumática por golpe, caída o accidente que provoque una avulsion (arrancamiento) de los tendones. Si usted se cae sobre el brazo extendido o levanta algo muy pesado con un movimiento brusco podría desgarrarse el manguito de los rotadores. Este tipo de desgarro puede ocurrir con otras lesiones del hombro como fractura o dislocación de hombro y/o clavícula.
  • Esto explica por que los desgarres del manguito de los rotadores son más comunes en personas mayores de 40 años que realizan actividades que involucran movimientos repetidos de los brazos por encima del nivel de la cabeza. También muchos trabajos (de carga y esfuerzo físico con el hombro) y tareas del hogar pueden causar desgarres por exceso de uso.

En personas jóvenes son causados por accidentes, como una caída, aunque también ocurren desgarros por exceso de uso ocasionados por deportes o trabajo que involucran movimientos repetidos de los brazos por encima del nivel de la cabeza. Béisbol, tenis y levantamiento de pesas son algunos ejemplos de deportes.

Las lesiones del tendón pueden ser parciales o totales:

  • Las lesiones parciales son aquellas que involucran menos del 50% del espesor del tendón y habitualmente se producen como el resultado del síndrome de pinzamiento subacromial.
  • Las lesiones de espesor total son aquellas en donde el tendón se cuenta desgarrado en el 100% y habitualmente retraído.

Los síntomas principales son dolor y sensacion de falta de fuerza del hombro. Dependiendo del grado de la ruptura será la sensación de debilidad y limitación para elevar el brazo. El grado de dolor y debilidad que causa un desgarro varía de persona a persona. Algunas ni siquiera se dan cuenta que tienen un desgarro del manguito de los rotadores.

Diagnóstico

Ante cualquier dolor en el hombro es importante ser evaluado por un medico ortopedista especializado en lesiones del hombro. Esto con la finalidad de realizar una evaluación detallada y enfocada a encontrar la razón del dolor y resolverlo.

El médico con experiencia en lesiones del hombro debe realizar pruebas específicas que confirmen o descarten una lesión parcial o total del manguito de los rotadores así como lesiones concomitantes de otras estructuras del hombro.

Será necesario complementación diagnóstica con el apoyo de radiografías en proyecciones específicas del hombro, con la finalidad de establecer el grado de afección anatómico del hueso y cambios degenerativos articulares. Siempre una afección del hombro debe incluir para su evaluación una resonancia magnética nuclear, es el único estudio que permite la mejor evaluación del músculo y tendones.

Tratamiento

El tratamiento de una lesión del manguito rotador dependerá de la edad del paciente, la ocupación, el porcentaje y área de afección del tendón.

En la gran mayoría de los casos se inicia con tratamiento conservador mediante:

  • Descanso. El primer paso para la recuperación es evitar el exceso de actividad que involucra movimientos repetidos de los brazos a una altura mayor que la de la cabeza.
  • Medicamentos analgésicos y anti-inflamatorios.
  • Inyección de medicamento dentro de la articulación
  • Fisioterapia. Los ejercicios específicos fortalecerán su hombro y le devolverán el movimiento.

Sin embargo si esta primera etapa del tratamiento fracasa o bien el desgarro tendinoso es del 100%, la cirugía es la mejor opción de tratamiento.

Si usted es una persona muy activa y usa los brazos para deportes o trabajos que involucren movimientos repetidos de los brazos por encima de la altura de la cabeza, es probable que se considere el tratamiento quirúrgico. La cirugía puede ser la opción correcta para usted en las siguientes situaciones:

  • Duración de los síntomas. Si sus síntomas han durado más de 6 meses y la discapacidad ha progresado, es probable que se sugiera la cirugía.
  • Desgarro importante. Los desgarros que involucran el 100% de espesor generalmente se solucionan con cirugía.
  • Debilidad. Si la debilidad de su hombro le impide realizar las actividades diarias o laborales la cirugía puede ser la mejor opción.
  • Traumatismo. Si su desgarro fue causado por una caída u otro tipo de accidente, es probable que tenga lesiones adicionales. La cirugía podrá ser la manera más efectiva de tratar todas esas lesiones.

El tratamiento quirúrgico de elección es la reparación artroscópica del mango rotador, mediante suturas y el re-anclaje en su sitio del húmero mediante el uso de implantes conocidos como “anclas”. La artroscopía del hombro permite el tratamiento y resolución de otras afecciones en el mismo procedimiento como el síndrome de pinzamiento subacromial, mediante la descompresión subacromial, bursectomía y acromioplastia, así como también la resolución de problemas de la articulación acromio-clavicular.

Después de la cirugía deberá estar inmovilizado por 4-6 semanas e iniciar un plan de terapia física de rehabilitación mediante movilización pasiva, activa, terapia desinflamatoria y analgésica, así como también fortalecimiento muscular durante 4 a 6 semanas mas.

Las lesiones tendinosas en el hombro son problemas físicos y funcionales que condicionan una discapacidad alta, por lo tanto no hay soluciones rápidas y deben ser tratadas por el experto haciendo conciencia en el paciente que la resolución de dicho problema lleva tiempo.