Lesión de ligamento Lateral

Es la lesión del ligamento que se encuentra en la parte externa de la rodilla. Puede tratarse de un estiramiento, ruptura parcial o completa del ligamento. El ligamento lateral externo (LLE o ligamento colateral lateral LCL) va desde la parte superior de la cabeza del peroné (el hueso que se encuentra en la parte externa y baja de la pierna) hasta el epicóndilo lateral del fémur.

El ligamento ayuda a mantener estable el lado externo de la articulación de la rodilla.

CAUSAS y SÍNTOMAS

Se lesiona por presión o por una lesión que empuja la articulación de la rodilla desde el interior, lo cual ocasiona tensión sobre su parte externa y literalmente abre la rodilla en su región lateral.

Los síntomas de una ruptura o desgarro en el ligamento lateral externo son:

  • Hinchazón de la rodilla por hemartrosis (líquido inflamatorio o sangre dentro de la articulacion)
  • Dolor o sensibilidad a lo largo de la cara externa de la rodilla
  • La rodilla se afloja o se siente como si se fuera a aflojar cuando está activa o tensionada de cierta manera.

Diagnóstico

  • Exploración física detallada y exhaustiva de la rodilla.
  • Radiografías de la rodilla.
  • Resonancia magnética nuclear de la rodilla.

Tratamiento

  • Aplicación de hielo en el área
  • Antinflamatorios no esteroides (AINE).
  • Elevación de la articulación por encima del nivel del corazón.
  • Usted debe limitar su actividad física hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan.
  • Uso de muletas, puede requerir una órtesis (rodillera mecánica articulada larga) para proteger el ligamento.
  • No apoyar con la pierna afectada.
  • Después de un período de inmovilización de la rodilla, usted debe realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento de ésta. La fisioterapia puede servir para ayudar a ganar fuerza en la pierna y en la rodilla.
  • Es poco frecuente que el ligamento lateral externo sea el único ligamento lesionado. Si es una ruptura parcial, se puede tratar sin cirugía, usando sólo la inmovilización y reposo.
  • Es más común que la lesión al ligamento lateral externo ocurra con otras lesiones de ligamentos. Generalmente se trata de lesiones considerables y usted debe buscar ayuda médica de inmediato. Cuando también se presentan lesiones a otros ligamentos, es necesaria la cirugía para prevenir la inestabilidad futura de la rodilla.