Inestabilidad LATERAL de TOBILLO

Es el resultado de esguinces de repetición del tobillo con un inadecuado apego al tratamiento médico. En ocasiones es provocada una alvulsión del complejo ligamentario (lesión del ligamento en su anclaje con el hueso). Puede ser provocada también como resultado de un evento traumático de alta energía en la articulación que no la fractura o luxa, recibiendo toda la energía las estructuras ligamentarias.

Causas y Síntomas

Habitualmente el paciente presenta los siguientes síntomas:

  • Dolor crónico o intermitente en la parte externa del tobillo, en especial después de haber realizado algún esfuerzo deportivo o bien una caminata fuera de lo habitual.
  • Falta de confianza en el tobillo afectado por sensación de inestabilidad.
  • Inflamación intermitente de la articulación.
  • Sensación de rigidez en el tobillo.
  • Esguinces de repetición.

La principal causa es la cicatrización incompleta de los ligamentos después de uno o varios esguinces de tobillo.

Diagnóstico

Es necesario realizar una exploración física detallada mediante la aplicación de maniobras específicas, para evaluar la estabilidad, laxitud o lesión completa de los ligamentos que estabilizan en tobillo. Dicha evaluación se complementa con radiografías en posición de estrés. Si las radiografías no evidencian estabilidad será necesario una resonancia magnética nuclear para evaluar el grado se laxitud o flacidez residual de los ligamentos.

Tratamiento

El tratamiento incluye varias estrategias conservadoras.

  • Terapia física desinflamatoria y de fortalecimiento muscular. Los ejercicios de propiocepcion constituyen la piedra angular de esta estrategia.
  • Usar tobilleras reforzadas durante la actividad física de contacto.
  • Aplicación de medicamento directamente en la zona dolorosa.

Si a pesar de las estrategias conservadoras de tratamiento no se resolviera la sintomatología dolorosa, o bien se evidencia lesión completa ligamentaria respaldada con los estudios de gabinete mencionados, el mejor tratamiento será la reconstruccion quirúrgica de los ligamentos.

El tratamiento quirúrgico habitualmente es abierto asistido por artroscopia permite la evaluación del cartílago del tobillo y la reparación de lesiones asociadas a la inestabilidad.

  • Limpieza de la articulación mediante el retiro del tejido cicatrizal redundante (sinovectomía)
  • Remoción de fragmentos óseos intraarticulares y frezado de salientes óseas provoca das por la inestabilidad.
  • La reconstrucción abierta permite el re-tensado y anclaje del complejo ligamentario lesionado.

Lo más importante en el manejo de la inestabilidad del tobillo es la prevención.

Esto se lleva al cabo mediante la atención oportuna de los esguinces del tobillo así como también el apego a las indicaciones medicas y terapia física de rehabilitación por parte del paciente.